CURSO ONLINE DE WINDSURF

Bienvenidos/as

El deporte náutico se puede aprender y practicar casi a cualquier edad y que además de entrenar el cuerpo físicamente, nos acerca al mar y a la navegación con unas dosis de adrenalina, libertad y seguridad.

Para la práctica de este deporte, además de los conocimientos teóricos y prácticos, se requiere una cierta disciplina y esfuerzo, así como un necesario respeto a los elementos de la naturaleza. Al elegir la Escuela de Vela del Club de Windsurf Santa Pola, usted se asegura el acceso a los primeros de forma conveniente y en un plazo de tiempo reducido, ya que cuenta con el material e instalaciones adecuadas en el mejor enclave de la Bahía de Santa Pola, para realizar diferentes disciplinas deportivas náuticas.

El Club de Windsurf Santa Pola tiene un notable reconocimiento de ámbito nacional, ya que organiza competiciones oficiales de la Real Federación Española de Vela, Consejo Superior de Deportes y la Federación Valenciana de Vela.

La Escuela de Vela Homologada  EVCV - TDV - AL- 048 del Club de Windsurf Santa Pola,   ha realizado unos excelentes programas dirigidos a los jóvenes para la práctica de los deportes náuticos.

Durante este curso de iniciación le vamos a enseñar los primeros pasos de este deporte: no le convertiremos en un experto, pero le aseguramos que, con unas condiciones y materiales adecuados, usted alcanzará un nivel de conocimiento suficiente para disfrutar de forma segura de este deporte. Esto significa que le enseñaremos tanto la teoría necesaria como la navegación en el agua.

Una vez terminado el curso usted habrá finalizado su primera etapa de aprendizaje. Para seguir progresando hasta convertirse en un experto deberá seguir practicando este deporte y, si es posible, realizar algún curso de perfeccionamiento en el que le enseñan nuevas maniobras.

Esperamos que este curso cumpla sus expectativas y le agradecemos que haya elegido nuestra escuela para su iniciación, seguro que no defraudaremos su confianza.

1. Iniciación al Windsurf: Nomenclatura y Montaje

Partes de la Tabla y la Vela

A continuación pueden observarse las partes más importantes de la tabla y la vela. Al final de este manual encontrarás un glosario más detallado  de términos usados en windsurf.

 

 

Montaje o aparejamiento.

Aparejar la tabla de windsurf (o la plancha a vela-TDV) es sencillo. Hoy en día se han simplificado mejorado mucho los diferentes sistemas disponibles.

El procedimiento es el siguiente:

1. Colocar los sables que tenga la vela.

2. Introducir el mástil en la vela por la parte delgada y cerrada de esta (Funda de Grátil).

3. Colocar el pie de mástil en la parte inferior del mástil. La forma de sujeción del pie de mástil se realiza mediante un cabo (cuerda en náutica) con el ollao (orificio de la vela en náutica) que dispone la vela en el puño de amura.

4.  Colocar la botavara cerciorándose de que la driza mira hacia abajo. El cabezal de la botavara sirve para unir de forma rápida la botavara con el mástil. La botavara debe colocarse a la altura aproximada de los hombros, un poco mas baja en el debutante. Por la parte trasera de ésta también se sujeta al puño de escota de la vela, se utiliza otro cabo que se tensa más o menos dependiendo de la fuerza del viento.

5.  Volver a tensar el cabo del pie de mástil para eliminar arrugas.

6.  Sujetar la parte superior de la driza en el orificio que la botavara dispone para ello, y la parte inferior de la driza, que puede ir con un elástico y una especie de mosquete de plástico, a la altura del pie de mástil, por ejemplo en el cabo que sujeta a éste con la vela.

7.   Reglar la vela, antes de salir, simulando navegar con el pie de mástil apoyado en el suelo. En diferentes posiciones ficticias de navegación comprobar que no existan arrugas. Si las hubiere entonces tensar el cabo del puño de amura o el del puño de escota dependiendo de las posiciones de las arrugas.

8. Si no está colocada la aleta, colocarla ahora.

9.  Con el aparejo montado ya se puede juntar a la tabla introduciendo el pie de mástil en la carlinga (carril del pie de mástil o Tracker: pieza donde se introduce el pie de mástil en el casco).

10.  Colocar la Orza en la tabla, esta dispone de la caja de orza para ello. Comprobar que la orza esté en sentido correcto.

2. Rosa de los Vientos, Seguridad y Nudos

Rosa de los Vientos

Los nombres de los vientos cambian según la zona. Los vientos más frecuentes normalmente en  la  Bahía de  Santa Pola son conocidos localmente  así:

 

 

Los navegantes expertos saben en que época del año y que condiciones sopla cada uno de ellos. Para la navegación a vela y poder guiar la embarcación en la dirección o rumbo deseados es imprescindible conocer la dirección del viento. Ésta se puede saber observando la posición de una bandera o una grimpola, la dirección del humo, el flamear de las velas, la dirección de las olas y la orientación de un barco anclado por un punto (éstas dos últimas pueden no  ser  fiables sí  el  viento a  rolado con antelación).

También es importante conocer la fuerza del viento para la correcta navegación, aunque no sea exactamente por lo menos tener una idea aproximada. De esta manera podremos saber si es segura la navegación siendo un debutante, un principiante o un amateur. Sobretodo lo mejor es no arriesgarse si uno no está seguro de sus posibilidades con unas condiciones de viento específicas.

Para nuestra seguridad respetaremos las siguientes normas básicas:

1.  No navegar nunca solos ni por encima de nuestras posibilidades. No subestimar la altura de las olas o la fuerza del viento. No navegar con vientos superiores a fuerza 4 BFT hasta que tengamos mayor experiencia.

2. Por seguridad nunca navegaremos cuando soplen vientos de tierra o terrales: son vientos que nos alejan de la costa y que suelen ser racheados e impredecibles. En Gran Playa de Santa Pola estos vientos son todos los que vienen desde el WNW hasta el ENE.

3. No Navegar al menos una hora antes del anochecer.

4. En caso de que no podamos regresar a la costa nunca abandonaremos la tabla ni la vela, y pediremos socorro levantando los brazos sobre la cabeza y moviéndolos en aspas.

5. Llevar siempre un cabo auxiliar: sirve para remolcarnos, sustituir otro que se hubiera roto o para realizar reparaciones de urgencia.

6. Informarse sobre las condiciones locales: corrientes, mareas, rocas sumergidas, etc.

7. Informarse del tiempo previsto a través de la televisión, la radio, internet, etc. Observar cambios en el tiempo presente: Una nube negra puede anunciar lluvias, descargas eléctricas o fuertes rachas de viento.

Existen además unas normas destinadas a la prevención de abordajes que deben conocerse:

1ª Tiene preferencia de paso la embarcación amurada a estribor.

2ª Cuando llega el viento a dos embarcaciones por el mismo lado, la embarcación que está a barlovento tiene que ceder el paso a la que viene por sotavento.

3ª Cuando una embarcación alcanza a otra, la que alcanza que va detrás es la que debe maniobrar.

4ª La embarcación a vela tiene preferencia a la embarcación a motor excepto en el puerto en que la embarcación a vela tiene que ceder el paso a los barcos de grandes dimensiones.

Nudos Marineros

Existe infinidad de nudos usados en marinería, no obstante el As de Guía y el Ballestrinque destacan por su seguridad, versatibilidad y facilidad a la hora de desanudarse incluso después de que hayan trabajado bajo importantes tensiones.

El As de Guía es el nudo más seguro de todos. Sirve para atar cualquier parte y no se corre ni se abre aún faltando la tensión.

El Ballestrinque es un nudo de atraque. Al tensar el cabo el nudo se hace firme y no resbala.

3. Equilibrio y Posiciones

Antes de intentar levantar la vela es recomendable hacer unos ejercicios de equilibrio sobre la tabla sin la vela, para de esta manera comenzar a familiarizarse con el movimiento del mar y la inestabilidad de la tabla.

En los ejercicios se puede caer al agua, es más, sería raro no hacerlo. No hay que preocuparse, es lo más normal. En este caso hay que volver a subirse a la tabla y comenzar el ejercicio de nuevo hasta que se realice correctamente.

                                                Fig. 1                                     Fig. 2

 

 Los ejercicios son los siguientes:

1.  Mantenerse unos diez minutos en pie sobre la tabla con un hombro mirando a la proa y el otro a la popa, (Fig. 1).

2. Mantenerse, otros diez minutos, en pie sobre la tabla con la proa delante y la popa detrás, (Fig. 2).

3.  Realizar una vuelta completa hacia la derecha y otra hacia la izquierda. Repetir varias veces este ejercicio, (Fig. 3).

4.  Dar un paso hacia la proa, realizar media vuelta como en el ejercicio anterior y dar un paso hacia la popa. Repetir varias veces este ejercicio, (Fig. 4).

Llegados a este punto, ya se puede coger la vela. Lo primero que hay que llevar a la orilla es la tabla, especialmente si hay mucho viento. Después llevaremos la tabla, a la que habrá que unir el aparejo mediante el pié de mástil, que irá colocado en la carlinga del casco. Dependiendo de la marca puede variar el sistema del pié de mástil.

Una vez montado correctamente el material, asegurándose de que la aleta se encuentra en buenas condiciones y de que la orza está puesta y abatida, se coge tabla y vela y se introducen ambas en el agua, colocando luego la orza en posición vertical.

Para un debutante es recomendable que las primeras veces que levanta la vela y navega lo realice con la tabla atada, de esta manera podrá practicar sin los problemas que conllevan la corriente y el viento al arrastrar la embarcación a la deriva. El sistema que se puede utilizar para atar la tabla puede ser mediante un cabo atado a un muerto o una ancla, si no disponemos de esto basta con disponer de un cabo de un mínimo de tres metros y atar un extremo en una boya y el otro en el pie de mástil.

 

                                                  Fig. 3                                   Fig. 4

 

Para levantar la vela:

Hay que ponerse en posición como en la figura. Un pié a cada lado y a la misma distancia del pié de mástil. Después hay que conocer la dirección del viento para orientar la vela de tal forma que esté a favor de éste. La tabla perpendicular a la dirección del viento y el windsurfista que lo reciba en la espalda.

Coger la driza y flexionar las  piernas, mantener la espalda recta, poner el mástil perpendicular a la tabla y dejarse caer hacia atrás para que sea el propio peso el que levante la vela y no forzar y dañar la espalda. Mientras va saliendo del agua hay que hacer fuerza con las piernas si el mástil pierde la posición perpendicular a la tabla procurando que suba de esta posición. Una vez que la vela se está levantando y antes de perder el equilibrio y caer hacia atrás hay que incorporarse agarrando la driza cada vez más arriba hasta el punto más alto.

Con la vela fuera del agua:

 

 

Teniendo la vela fuera del agua, se sigue cogiendo la vela por la driza en el punto mas alto de ésta. Se mantiene la tabla en posición perpendicular a la dirección del viento, la vela a favor de éste y dándole la espalda.

Habituarse a esta posición así se consigue establecer el equilibrio.

Antes de llevar la vela, hay que dominar lo siguiente. Con la vela cogida por el punto más alto de la driza moveremos la vela hacia la popa, nuestra derecha o izquierda dependiendo de la posición de la tabla, en el caso de la figura anterior sería hacia su izquierda. De tal manera que gracias a la fuerza del viento hará que sea la tabla la que ejerza una rotación sobre su eje central. El windsurfista irá moviendo los pies permitiendo que la tabla rote. Se hará una vuelta de 360º con la tabla para un lado y después para el otro. Si la vela se mueve hacia la popa, hará que la proa vaya a buscar donde viene el viento. Por el contrario si se mueve la vela hacia la proa hará que ésta vaya a buscar la misma dirección del viento.

Para coger la vela:

La posición anterior a coger la botavara es la del ejercicio anterior. La vela fuera del agua, la vela cogida por la driza en el punto mas alto de ésta con la mano que mira a popa arriba y la mano que mira a proa abajo. La tabla en posición perpendicular a la dirección del viento, la vela a favor de éste y dándole la espalda. (Fig.5).

                                  Fig. 5                                                         Fig. 6

                                            Fig. 7                                               Fig. 8

La vela tiene dos lados, hay que ir a buscar el que está mirando a popa. La mano que mira a popa sigue agarrando la driza. La que mira a proa coge la botavara, cruzando los brazos, a menos de un palmo del mástil. (Fig.6).

Soltar la driza, adelantar hacia proa la vela, coger con la mano libre la botavara (Fig. 7).

Mantener el mástil hacia adelante para tener viento, mover el pie delantero hasta que esté junto al pié de mástil. (Fig.8).

4. Navegación y Amuras

La Navegación

En la navegación siempre hay que estar en barlovento, que es el lado de la tabla de donde viene el viento. Si se está en sotavento, el lado por donde se va el viento, no se navegará correctamente. Hay que tener una buena posición, ésta es con el cuerpo recto. Si se hiciera lo contrario, con el cuerpo curvado, se cargaría mucho la espalda.

Hay que coger la botavara con los brazos bastante extendidos, sólo un poco flexionados. Es muy importante tener control sobre la mano que está cerca del mástil y no soltarla. Si el viento empuja la vela hacia adelante se abre mas la vela con la mano de popa.

Es posible, en un fuerte golpe de viento, llegar a soltar la mano de popa y seguir manteniendo la vela con la mano de proa que es la que está más cerca del mástil. Si la vela se queda sin viento y el windsurfista se cae hacia atrás entonces se cierra la vela con la mano de popa.

Durante la navegación hay que probar a dirigir la tabla. Adelantando el mástil hacia proa y abriendo la vela; la tabla irá a buscar la dirección del viento. Esto es arribar. Por el contrario llevando el mástil hacia la popa y cerrando la vela; la tabla irá a buscar de donde viene el viento. Esto es orzar

Para Orzar se inclinará el extremo posterior de la botavara hacia el agua. A este fin se extenderá el brazo más retrasado (el de popa) y deslizará la mano de mástil a lo largo de la botavara prácticamente hasta el mismo mástil. Los pies no se mueven. Cuanto más se acerque al agua el puño de escota de la vela, más eficazmente se girará la tabla hacia barlovento, para ello es conveniente inclinarse hacia popa.

Para Arribar se inclinará la vela hacia proa y un poco hacia barlovento, o sea que se inclina el mástil hacia la dirección del viento. Para ello asiremos la botavara más hacia atrás. Coloque primero la mano del mástil junto a la mano de vela y retrase esta última colocándola más hacia el puño de escota.

Junto al gobierno de la tabla mediante la vela, existe la posibilidad de modificar el rumbo mediante el gobierno con los pies, desplazando nuestro peso hacia babor o estribor. Esta forma de gobierno es muy importante para las tablas de pequeña eslora y sin orza.

Se llama cazar al echo de cerrar la vela, acercarse la mano que mira a popa. Y lo contrario, amollar, es abrir la vela, alejarse la mano que mira a popa. Normalmente cazando se tendrá más potencia en la vela y amollando menos.

Las Amuras

Es imprescindible saber cómo se debe ir a una dirección u otra. Por ello hay que conocer la dirección del viento. Hay un ángulo de 45º a cada lado de la dirección del viento al que es imposible ir, la tabla se quedaría proa viento y la vela flamearía por consiguiente la embarcación quedaría a la deriva.

Las diferentes direcciones a las que se puede ir son las siguientes:

Ceñida:

Es el rumbo que más se acerca a dónde viene el viento. Se puede realizar a partir de 45º de donde éste viene. Y para aprovechar al máximo el viento de que se dispone, la vela estará cerrada al máximo, esto es con la botavara a la altura de la aleta, que también es el costado de popa de la tabla. Hay que tener cuidado de no pasar ese punto para que el puño de escota de la vela, que es donde la botavara tiene su parte posterior, no cruce nunca por encima de la tabla. Es uno de los rumbos más difíciles de realizar pero muy necesario. Si hay que ir contra viento entonces se realizan varias ceñidas en forma de zigzag, es la única manera de ganar barlovento o remontar el viento.

Través:

Éste es el rumbo más fácil. Se navega a 90º de la dirección de donde viene el viento. Es decir, la tabla está perpendicular al viento y la vela medio abierta. Éste rumbo es el que debe realizar primero el debutante a babor y a estribor ya que se vuelve al mismo punto de inicio.

Largo:

En este rumbo recibimos el viento a 135º, éste entra por la aleta de la tabla. La vela aún está más abierta que en el través y se puede abatir un poco la orza.

Empopada:

El viento se recibe por la popa de la tabla, la vela está completamente abierta, es decir, perpendicular a la tabla y es posible abatir del todo la orza ya que aquí no hace mucha función. La posición del windsurfista es con la proa delante, un pie a babor y otro a estribor a la misma altura, con la vela delante y perpendicular a la tabla. Hay que corregir los desvíos de rumbo ya que es fácil perderlo.

5. Las Viradas

Virar consiste en realizar una maniobra en que la embarcación cambia de rumbo, cambiando el lado por donde viene el viento y por consiguiente cambiando el lado de la vela. Hay dos maneras para virar en una embarcación a vela; la virada por avante y la trasluchada o virada en redondo.

Virar por avante:

Consiste en pasar la proa por donde viene el viento girando un mínimo de 90º la tabla y cambiando el costado por donde se recibe el viento. Ésta es la primera virada que deberá aprender el debutante y no realizar la otra hasta que realice ésta correctamente. Los pasos a seguir son los siguientes:

                                           Fig. 9                                              Fig. 10

Durante la navegación se lleva el mástil hacia popa cerrando mas la vela para orzar. (Fig.9). Hay que mantenerse en la posición anterior, mientras va orzando la tabla, hasta que la vela esté sobre la popa de la tabla.

                                           Fig. 11                                          Fig. 12

Se ayuda a que siga rotando la tabla con la vela, como se explica en el tema 3, Equilibrio y posiciones, en con la vela fuera del agua. (Fig. 3).

En ese momento se coge la vela por lo alto de la driza y el windsurfista ha de moverse rotando sobre la tabla y manteniendo la vela delante. La proa queda detrás. (Fig. 2).

Cuando la vela está perpendicular a la tabla ya se puede coger la vela, como se ha explicado antes.

Ya se ha realizado una virada por avante. El windsurf ha cambiado su rumbo pasando la proa por delante del viento, su lado de donde le viene el viento y de la vela. Y está navegando en su nueva dirección. (Fig. 4).

Virar en redondo o trasluchar:

Consiste en pasar la popa por donde viene el viento, cambiando la vela de lado para cambiar de amura y cambiar el costado por donde se recibe el viento.

Se realiza de la siguiente manera:

                                           Fig. 13                                             Fig. 14

Durante la navegación se lleva el mástil hacia la proa y barlovento y se cierra la vela para arribar. Se puede ayudar con el propio peso pisando el lado de la tabla contrario a la vela. (Fig. 13).

Hay que mantener la posición anterior dejando que la tabla arribe y ayudándose con el peso del cuerpo se pasa por la empopada. (Fig.14).

Se mantiene la posición hasta que la tabla reciba el viento por el otro costado. En ese momento la vela estará al revés con el puño de escota de la vela, la parte posterior de ésta, en la proa. Entonces se coge el mástil con una mano dejando que la vela pase por el eje del viento. (Fig.15).

Con la mano libre se coge la botavara no muy lejos del mástil, se suelta éste de la otra mano para llevarla a la botavara también. Y se cierra la vela. (Fig. 16).

                                               Fig. 15                                        Fig.16

Glosario Windsurfista

                                                                       Fig. 1

Alerón o Aleta: Pieza con forma de aleta situada en la popa de la tabla mirando hacia abajo, su función es estabilizar el rumbo de popa.

Aleta:  Parte  lateral  del  casco  más  cerca  de  la  popa  (Fig. 1).

Amollar: Abrir la vela, soltar de una escota.

Amura: Parte lateral del casco más cerca de la proa (Fig. 1). Amurado a babor; Navegar recibiendo el viento por el lado de babor.

Aparejar: Preparar o montar la embarcación para tenerla lista para navegar.

Aparejo:  Conjunto que  comprende el  mástil, la  vela  y  la botavara.

Arnés: Prenda en forma de chaleco o riñonera que permite navegar haciendo contrapeso con el propio cuerpo con el fin de aplanar la embarcación con respecto al mar en la vela ligera y en el windsurf permite soportar vientos fuertes causando menos cansancio ya que alivia el esfuerzo realizado por los brazos.

Arribar: Cuando la proa va a buscar la dirección del viento y se va recibiendo el viento más por popa.

As de Guía: Nudo náutico básico.

Babor: Lado izquierdo del casco mirándolo de popa a proa.

Baliza: Boya para delimitar o señalizar.

Ballestrinque: Nudo náutico. En las tablas de windsurf antiguas, se utilizaba para sujetar la botavara al mástil en el caso de que la botavara no disponga de un sistema para ello.

Baluma: Extremo trasero o de popa de las velas.

Barlovento: Lado del casco por donde viene el viento.

Borde: Bordillo    superior     del   costado    de   la   embarcación.

Bordo: Espacio recorrido entre una virada y otra.

Botavara: Pieza de aparejo, en una embarcación de vela ligera se une por su longitud total a la vela en su pujamen y por uno de sus extremos al mástil, en el windsurf es en forma ovalada se une al mástil en un extremo y al puño de la escota de la vela en el otro.

Cabo: Cuerda en náutica.

Caja de Orza: Parte del casco con un orificio alargado donde se introduce la orza. Puede ser que esté diseñada para contener una orza abatible que se escondería dentro, en el caso de que estuviera en posición abatida.

Carlinga: Pieza en el casco por donde se introduce el pié de mástil en el windsurf y que se encaja en la base del mástil en una embarcación de vela ligera.

Cazar: Acción de cerrar la vela, en el windsurf se realiza acercándose la mano que está más a popa y en la vela ligera estirando de la escota.

Ceñir: Navegar contra el viento en un ángulo aproximado de 45º respecto a éste.

Deriva: Desviación de la embarcación cuando avanza lateralmente.

Driza: En Vela Ligera es cualquier cabo que recorre el mástil utilizado para izar una vela, en el windsurf es un cabo grueso que se utiliza para levantar la vela de agua.

Empopada: Rumbo por el cual se recibe el viento por la popa de la embarcación.

Escala Beaufort: Escala que mide la velocidad del viento.

Escota: Cabo utilizado para cazar o amollar una vela, suele haber una escota de la vela mayor y, en una embarcación de dos velas, una escota del foque.

Eslora: Longitud del casco desde proa a popa

Estribor: Lado derecho del casco mirándolo de popa a proa.

Flamear: Movimiento de la vela por el viento cuando está suelta y expuesta libremente por éste.

Funda de Grátil: Funda que tienen algunas velas, todas las del windsurf, para introducir el mástil.

Grátil: Extremo delantero de la vela situada junto al mástil.

Grimpolón: Pieza en forma de veleta que sirve para indicar la dirección del viento.

Izar: Subir una vela.

Largo: Rumbo por el cual se recibe el viento sobre los 130º.

Manga: Ancho del casco.

Mordaza: Pieza que tiene la función de retener o fijar un cabo.

Ollado: Ojal que puede tener una vela con la función de regular la tensión de ésta mediante un cabo.

Orza: Pieza que una vez colocada en su lugar, al ir sumergida, impide la deriva.

Orzar: Maniobra consistente en acercar la proa a donde viene el viento.

Pié de Mástil: Pieza, utilizada en el windsurf, que se acopla al extremo inferior del mástil por un lado y por el otro se introduce en la carlinga del casco y sirve para unir el aparejo al casco.

Planeo: En windsurf se produce cuando el aire se introduce bajo el casco de la tabla, reduciendo el rozamiento de ése con el agua y aumentando considerablemente su velocidad.

Polea: Pieza con una rueda por donde pasa un cabo.

Popa: Parte trasera del casco.

Proa: Parte delantera del casco. Pujamen: Extremo inferior de la vela. Puño: Vértice extremo de la vela.

Puño de amura: Vértice de la vela situado en la parte inferior de proa, une el grátil con el pujamen.

Puño de driza: Vértice de la vela situado en la parte superior, une el grátil con la baluma.

Puño de escota: Vértice de la vela situado en la parte inferior de popa, une la baluma con el pujamen.

Racha : Aumento momentáneo de la intensidad del viento.

Regata: Competición náutica

Rolar: Cambiar la dirección del viento.

Rumbo: Dirección que tiene la embarcación.

Sable: Varilla o listón que se introduce en la baluma de la vela para aguantar su forma.

Silent Block: Pieza elástica, muy utilizada en los pies de mástil de los windsurfs, que permite la inclinación del aparejo.

Sotavento: Lado del casco por donde se va el viento.

Trasluchada: Virada en redondo.

Través: Rumbo en el cual se recibe el viento sobre los 90º (ver tema 4); también Parte lateral central del casco (Fig. 1).

Vela: Parte del aparejo por la cual se aprovecha el viento como fuerza motriz de la embarcación.

Ventana: Plástico transparente que tienen unido algunas velas que permite ver el otro lado.

Virar: Cambiar de amura cambiando el costado por donde se recibe el viento, cambiando también de costado la/s vela/s.

Virada por avante: Virar pasando la proa por donde viene  el  viento.

Virada en  redondo: Virar  pasando  la  popa  por  donde  viene el viento.

Examen OnLine

Responde a las preguntas del cuestionario, marcando la respuesta correcta.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.